30 ene. 2014

Setas que podemos encontrar en invierno

Setas de invierno
Setas que podemos encontrar en invierno


No deja de haber setas aunque lleguen el frio, la nieve, las heladas o el granizo, aunque su mayor abundancia se da durante el otoño. Se pueden encontrar setas durante todos los meses del año. Lo que sí es conveniente es cambiar las orientaciones y las alturas de las montañas o valles que visitamos, dependiendo de la estación en la que nos encontremos.

Algunas especies que nos podemos encontrar cuando llega el invierno son:
 

Cantharellus lutescens (Angula de monte, trompeta amarilla)
Es una especie de finales de otoño, pero que aguanta bastante bien el frio por estar protegida en el musgo y los pinos, y que podemos encontrar hasta mediados de enero.

Flammulina velutipes (Enoki, seta de aguja de oro)
Puede encontrarse desde diciembre hasta febrero.

Hydnum repandum (Gamuza, lengua de vaca, lengua de gato)
Fructifica en otoño y a veces en pleno invierno.

Hygrophorus marzuolus (Marzuelo, seta de las ardillas, seta de las nieves)
Puede encontrarse en enero y febrero con inviernos suaves.

Lactarius deliciosus (Níscalo, nícalo, mizclo, rebollón, hongo royo)
Fructifica desde finales de verano a principios de invierno.

Lepista nuda (Pie azul, borracha, pistonuda
Fructifica formando corros de brujas principalmente durante el otoño, invierno (resiste muy bien las heladas débiles y no continuas) y principios de primavera.

Tricholoma portentosum (Capuchina)
Fructifica durante el otoño, y sobre todo en invierno, siendo una de las especies que mejor soporta las heladas invernales.

Tricholoma terreum (Negrilla, ratón)
Crece a finales de otoño y principios de  invierno.

Tuber melanosporum (Trufa negra)
Crece durante el invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...